Su tipo de sangre lo puede estar poniendo en riesgo ante este problema de salud

2

Nos comprometemos en ofrecerles a nuestros lectores la mejor información posible para ayudarles a todos a vivir y disfrutar de una vida más feliz y saludable. Esto quiere decir que siempre estamos buscando la siguiente solución a cualquiera de los muchos inconvenientes en la vida y la exploramos para que se adapte mejor a su diario acontecer.

A veces, hay contenido que es perfecto tal y como es. En este caso, somos bastante afortunados de estar colaborando con la gente detrás de este valioso artículo y nos han dado permiso de reproducirlo. Los invitamos a que visiten su página web al final de este artículo.



Una de las taxonomías más misteriosas de nuestro cuerpo es el tipo de sangre. Existen 4 categorías en las que nuestra sangre puede estar – A, B, AB, y O – y juntas representan los cuatro grupos de antígenos encontrados en la superficie de los glóbulos rojos. Estos no solo indican a quién le podemos donar sangre y de quien podemos recibir; nuestro tipo de sangre puede revelar patrones complejos de salud personal. Aquí hay seis que podemos tener en consideración.

 

  1.      Problemas de memoria

En riesgo: tipo AB

Su cerebro y sistema vascular tienen más en común de lo que piensa. Un estudio reciente encontró que la gente con sangre tipo AB tiene una posibilidad de más del 82% a sufrir dificultad con la recuperación de la memoria, lenguaje, y atención que la gente que tiene otros tipos de sangre. Los investigadores sospechan que una de las razones es que la proteína clave de coagulación, conocida como factor de coagulación VIII, puede reducir la calidad del flujo sanguíneo al cerebro en vez de sellar los sitios de la lesión.

“Ya que los niveles de factor VIII están relacionados cercanamente con el tipo de sangre, esta puede ser una conexión casual entre el tipo de sangre y el deterioro cognitivo,” dijo a Yahoo Health la autora del estudio reciente, Mary Cushman.



 

  1.      Cáncer pancreático

En riesgo: todos los que no son tipo O

Es más preciso decir que la gente con sangre tipo O tiene un riesgo menor de desarrollar un cáncer pancreático, según el trabajo de investigadores de la Universidad de Yale sobre infección bacteriana. En un estudio llevado a cabo el pasado julio, científicos del Centro de Cáncer de la Universidad examinaron casos de especies comunes de bacteria llamadas Helicobacter pylori, o H. pylori, que vive en el intestino de la gente.

Encontraron que aquellos con H. pylori tenían más probabilidades de desarrollar cáncer pancreático, dado a que los antígenos de la sangre A y B ayudan a que la bacteria florezca.

Gente con sangre tipo O no tiene antígenos en la superficie de sus glóbulos rojos. Esto es lo que les permite donar sangre a todo el mundo.



 

  1.      Enfermedades del corazón

En riesgo: tipo AB

En un estudio del 2012 realizado por la Universidad de Harvard se halló que la gente que tiene un tipo de sangre diferente al O posee un riesgo más alto de sufrir de enfermedades cardiovasculares. Pero aquellos con tipo AB tienen el riesgo más elevado de todos, con una  probabilidad del 23% más alta de sufrir de enfermedades del corazón a comparación con todos los participantes de sangre tipo O.

 

  1.      Estrés

En riesgo: tipo A

Ya que ciertos tipos de sangre tienen una tendencia más alta a co ocurrir con varios niveles de hormonas en el organismo, los médicos comúnmente hacen sus recomendaciones de ejercicio a la medida del tipo de sangre del paciente. La gente con sangre tipo A, por ejemplo, tienden a tener un nivel más alto de cortisona, la hormona del estrés, en su cuerpo. Entonces, ejercicios que reducen el estrés, como el Taichí y yoga, puede ser más benéficos en disminuir la tensión a comparación de correr o levantar pesas.

Cuando la glándula suprarrenal suelta más y más cortisona en la sangre, la respuesta hacia el estrés de la gente se vuelve más aguda. Aquellos con sangre tipo A pueden notar que se ponen más ansiosos rápidamente y tienen más dificultad en dejar que los problemas les resbalen.

 

  1.      Demandas de ejercicio

Generalmente, el “maquillaje” de los antígenos en los glóbulos rojos de una persona puede ser determinado por la cantidad de cierta hormona que es liberada. La gente con sangre tipo A y B responde mejor a ejercicios relajantes, de baja intensidad como el yoga, especialmente si enfermedades como la depresión existen en la familia. De igual manera, aquellos con sangre tipo AB se benefician de ejercicios completos que mantienen su sistema inmune bajo control. Sin embargo, la gente con sangre tipo O es otro cuento.

“El tipo O tiene una tendencia más alta a sufrir de problemas relacionados con la inhabilidad de despejar su organismo rápidamente de la hormona del estrés,” le dijo a Personalized Living el Dr. Ginger Nash, médico naturista. “Para estresar a un tipo O toma mucho más, y de igual manera, toma mucho más para librarlos del estrés.”

 

  1.      Bacteria intestinal

Además de vivir en sus glóbulos rojos, los antígenos generalmente se encuentran en el revestimiento del conducto digestivo – alrededor del 80% de la gente cabe en esta categoría. Gran parte de la bacteria que vive en la barriga utiliza estos antígenos como alimento, lo cual determina que bacteria florece y cual desaparece. Por ejemplo, investigaciones previas han estimado que la gente con sangre tipo B tiene 50 000 veces más cepas de bacterias amigables que aquellos con sangre tipo A y tipo O.

“Cada vez más, estudios están demostrando que cambios en el contenido de la microflora en el ducto digestivo pueden estar relacionados con enfermedades metabólicas, incluyendo la diabetes tipo II (manifestación en un adulto) y obesidad,” escribió el Dr. Peter D’Adamo, medio y autor de Eat Right 4 Your Type (Comer Bien para Tu Tipo) en una entrada de su blog. “Los grupos sanguíneos y su estado secretor juegan un papel importante en condicionar las características generales del conducto digestivo.”

Este artículo fue reproducido con autorización de Medical Daily, y puede encontrar la fuente original aquí.

Imágenes por cortesía de:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/32/ABO_blood_type.svg/1280px-ABO_blood_type.svg.png


Loading Facebook Comments ...