11 RAZONES POR LAS CUALES TIENES QUE DEJAR DE TOMAR LECHE DE VACA INMEDIATAMENTE

6

Según la industria láctea, la leche animal ha sido aclamada como una fuente ideal de calcio, pero aparentemente, la leche es perjudicial para tu salud. El calcio que contiene la leche animal no es absorbido tan fácilmente como aquel que viene de fuentes vegetales, y puede desencadenar serios problemas de salud.

  1.   Huesos quebrados

En un estudio médico sueco, las mujeres que consumieron grandes cantidades de leche de vaca a diario incrementaron sus probabilidades de sostener facturas comparadas con aquellas que tomaron poca o nada de leche.

  1.   Cáncer de próstata

Alguna evidencia sugiere que el consumo de leche y otros productos lácteos incrementa el riesgo de cáncer en la próstata. En cambio, seguir una alimentación libre de lácteos ha demostrado disminuir el progreso del cáncer de próstata.

  1.   Intolerancia a la lactosa

La leche de vaca contiene un azúcar llamado lactosa, la cual no es digerida fácilmente por algunas personas, resultando en síntomas como náusea, cólicos, gases, hinchazón y diarrea. Esto se puede desarrollar a largo plazo y como resultado lleva a empeoramiento de los síntomas durante meses.

  1.   Acné

En varios estudios, el consumo de todo tipo de leche de vaca fue vinculado con un incremento en la prevalencia y severidad del acné, tanto en niñas como en niños.

  1.   Colesterol

Una porción individual de leche puede llegar a contener 24 mg de colesterol, mientras que los alimentos veganos no contienen colesterol.

  1.   Cáncer de ovarios

Un estudio sueco demostró que las mujeres que consumían dos o más porciones de productos lácteos al día tenían el doble de posibilidades de desarrollar cáncer de ovario seroso, en comparación con aquellas que consumían menos de dos porciones lácteas a diario.

  1.   Alergias a la leche

A diferencia de la intolerancia a la lactosa la alergia a la leche, en especial en niños pequeños, está caracterizada por reacciones potentes y peligrosas, causando vómito o anafilaxia.

  1.   Antibióticos

Muchas vacas reciben dosis altas de antibióticos. Esta práctica está desarrollando cepas de bacterias resistentes a los antibióticos, lo cual puede disminuir la efectividad del uso de antibióticos en los seres humanos.  

  1.   Grasas saturadas

Una porción individual de leche entera puede contener más de 20% de la cantidad diaria recomendada (RDA por sus siglas en inglés) de grasas saturadas, y hasta la leche de 1% tiene 8% del RDA. Si consumes tres porciones de leche entera, habrás consumido 60% la grasa diaria, incluso antes de consumir algún alimento.

  1. Aumento de peso

A pesar de las afirmaciones de la industria, un estudio con más de 12,000 niños demostró que entre más leche consumían, más subían de peso, y contrario a lo que se pensaba, la leche desnatada y de 1% llevaron a un incremento de peso mayor que el consumo de leche de 2% y entera. El estudio también encontró que reemplazar una bebida gaseosa con leche no llevó a ninguna pérdida de peso.  

  1. Pérdida de densidad ósea

En vez de promover la salud ósea, la proteína animal en los productos lácteos puede tener un efecto de lixiviación del calcio. Estos factores de la salud, combinados con el ámbito de la naturaleza dañina detrás de la producción de leche a gran escala, han aclarado que la leche es mala para tu organismo.

 

Si piensas que ya es hora de renuncias a los productos lácteos, deberías probar la dieta vegana por 30 días y mirar estas fuentes de calcio ¡más saludables y mejor absorbidas por tu organismo!

Este artículo fue reproducido con permiso de PETA. Puedes encontrar el artículo original aquí.


Loading Facebook Comments ...