Lo único malo de tomar agua con limón (y la manera en la que lo estás empeorando)

1

La mayoría de la gente ya está al tanto de los increíbles beneficios de tomar agua con limón, especialmente por la mañana.

Llena de nutrientes esenciales y vitaminas, el agua con limón le ayuda a tu cuerpo a funcionar mejor en todos los aspectos, desde darle un empujoncito al metabolismo hasta mejorar tu sistema inmune.

Sin embargo, hay algo acerca del agua con limón que nunca mencionan.

Lo único malo acerca del agua con limón

¡Es malísimo para los dientes! El agua con limón es altamente ácida y puede corroer el esmalte rápidamente.  A medida que pasa el tiempo, esto puede causar que tus dientes se ahuequen y se pongan amarillos, dado a que se expone la dentina subyacente.

Lo que es aún peor que la apariencia, es que esto puede hacer que tus dientes se vuelvan súper sensibles ante las sensaciones calientes y frías.  De repente, el helado puede convertirse en una experiencia mucho menos divertida.

La primera manera en la que estás empeorando el problema

Si estás tomando agua caliente con limón, la erosión será aún peor.

Una temperatura más alta incrementa el número de reacciones químicas que se llevan a cabo, en efecto haciendo que el agua se convierta aún más ácida. El azúcar es muy malo para los dientes, cuando la consumes en un té caliente por esta misma razón.

Puedes pensar que los beneficios en la salud valen la pena el sacrificio, pero en cuanto se refiere a tus dientes, el agua fría con limón es muchísimo mejor que el agua caliente.

La segunda manera

El otro error que puedes estar cometiendo es cepillarte los dientes inmediatamente después.

Para la mayoría de la gente, cepillarse los dientes es parte de la rutina matutina. Pero, si te levantas, tomas agua con limón y después te cepillas los dientes, estás empeorando aún más este problema.

Dado a que el ácido en el agua con limón debilita el esmalte dental, cepillarse los dientes inmediatamente después de consumirla, acelera el proceso de erosión, especialmente si te los cepillas vigorosamente  o utilizas un cepillo de cerdas duras.  Esta es la única vez en la que no es bueno lavarse los dientes.

Las maneras en las que puedes mejorar la situación

Con esto en mente, debes esperar al menos una hora después de tomarte el agua con limón antes de cepillarte los dientes, y aun así solo utilizar un cepillo de cerdas suaves. Esto significa que durante tu rutina matutina deberías cepillarte los dientes primero y después tomarte el agua con limón.

Para ayudarle aún más a tus dientes, puedes tomarte el agua con limón con un sorbete (para evitar el contacto con los dientes) y diluirla un poco más de lo común. De nuevo, tomarla fría es mejor para tus dientes que consumirla caliente.

Si estás preocupado acerca de cómo quitarte el residuo ácido sin tener que cepillarte los

dientes, solo enjuágate la boca con agua.

Una sugerencia final será que mezcles un poco la clase de agua que estás bebiendo. Por ejemplo, el agua de pepino tiene muchos beneficios sin contener ácido, lo mismo el agua de menta.

Así que ve y disfruta tu agua con limón, solo recuerda no olvidarte de tus dientes.

 

Fuente:

http://www.drsarasolomon.com/hot-lemon-water-and-enamel-erosion/


Loading Facebook Comments ...