LA NUEVA PEPSI DIETÉTICA YA NO CONTIENE ASPARTAMO YA QUE FUE REEMPLAZADO POR ESTE ENDULZANTE LETAL

pepsi

Una porción significativa de todos los estudios científicos diseñados para establecer un nivel de “seguridad” en nuestros alimentos y medicina está patrocinada por la misma industria a la que sirve. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) dice que el aspartamo, mejor conocido por nombres como Equal y NutraSweet, es “una de las sustancias más exhaustivamente estudiadas dentro del suministro de alimentos humanos, con más de 100 estudios comprobando su seguridad.” Hoy es considerado seguro según la ciencia corrupta, pero cuando la verdad sea expuesta el día de mañana será considerado tóxico.  ¿Será que ya comenzamos a entender el mensaje?

PepsiCo dice que ha descontinuado el aspartamo de su Pepsi Dietética en los Estados Unidos como respuesta a la opinión pública, reemplazándolo con sucralosa, otro endulzante artificial conocido comúnmente como Splenda.  

Entonces ¿La Splenda es mejor que el aspartamo? En estudios con animales, Splenda reduce la cantidad de bacterias útiles dentro de la flora intestinal en un 50%, incrementa el pH en los intestinos, contribuye al aumento de peso corporal y perjudica la P-glicoproteína (P-gp) en el organismo de tal manera que medicamentos cruciales para la salud podrían llegar a ser rechazados.

Comentando acerca del reporte de la Universidad de Duke en el Diario de Toxicología y Salud Ambiental, James Turner, decano del grupo de educación al consumidor Ciudadanos por la Salud, dice “el reporte deja en claro que el endulzante artificial Splenda y su componente central la sucralosa posan una amenaza para aquellos que consumen el producto. Cientos de consumidores se han quejado ante nosotros acerca de los efectos secundarios de consumir Splenda.”

La decisión de cambiar endulzantes llega mientras que los americanos siguen alejándose de las sodas dietéticas populares.  Su competencia, Coca-Cola, dijo esta semana que el volumen de las ventas de la Coca Cola Dietética, la cual también contiene aspartamo, disminuyó 5% en América del Norte durante los primeros tres meses del año.

Monsanto, el creador del aspartamo conoce todo acerca de sus riesgos.  Ellos financian la Asociación Americana de Diabetes. Monsanto invierte millones de dólares presionando a que el gobierno de los Estados Unidos se asegure de que su producto tóxico entre de manera segura dentro de la industria alimenticia.

Nuestro placer en consumir sustancias dulces se desencadena en gran parte por la cantidad de energía que éstos proveen. Las mayores recompensas en el cerebro son atribuidas a los azúcares comparados con endulzantes artificiales, los cuales sólo ofrecen un placer a corto plazo y a un costo en la salud bastante alto.

Hablando de la toxicidad de la sucralosa, Turner dijo, “es como poner un pesticida en su cuerpo. Y está pasando en niveles de consumo erróneamente aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Una persona que consuma dos rebanadas de pastel y dos tazas de café, que contienen Splenda, estaría consumiendo suficiente sucralosa como para afectar la P-glicoproteína”. A pesar de que los efectos de consumir Splenda no se manifiestan de tan sólo ingerirla una vez, los efectos secundarios ocurren después de un uso acumulado. Turner también notó una evidencia inconfundible en la que Splenda es absorbida por la grasa corporal, contrario a las afirmaciones hechas por Johnson & Johnson.

Ejecutivos en Coca Cola y Pepsi culpan su decline en ventas a la perspectiva de que el aspartamo no es seguro y, por ende es la razón por la cual ocurrió el cambio a una sustancia que no es más segura y es casi tan tóxica como el aspartamo.

John Sicher, editor de Beverage Digest, un rastreador de la industria notó que la actitud hacia el aspartamo puede ser bastante negativa. Utilizando una herramienta virtual llamada Topsy, la cual mide los sentimientos publicados en Twitter en una escala de 0 a 100, notó que “aspartamo” sacó una puntuación de 22, por debajo del 30 que obtuvo el “Congreso”.

En comparación, “Amor” obtuvo una clasificación de 96 y “Navidad” de 88.

“El aspartamo es la razón No. 1 por la cual consumidores están dejando atrás las gaseosas dietéticas” dijo Seith Kaufman, vicepresidente de Pepsi.

¿Yendo de mal en peor?

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, de 11 a 27% de la sucralosa consumida es absorbida por el cuerpo humano (FDA 1998). Una investigación publicada por el fabricante de sucralosa (Roberts 2000) mostró que cuando 8 hombres adultos saludables consumieron sucralosa (en cantidades de 1mg/kg), entre 10.4% y 30.6% de la sucralosa fue absorbida. Adicionalmente, 1.6% a 12.2% de la sucralosa se acumula en el cuerpo.

La única razón por la cual el aspartamo ha sido obligado a ser eliminado de las bebidas gaseosas es por el aumento de conciencia pública al saber que ésta es una neurotoxina y la causa subyacente de enfermedades crónicas alrededor del mundo. El Dr. James Bowen, investigador y bioquímico, reporta:

“La Splenda/ sucralosa es simplemente un azúcar clorado; un clorocarburo. Los clorocarburos comunes incluyen el tetracloruro de carbono, tricloroetileno y cloruro de metileno, todos letales. El cloro es como el perro dóberman de la naturaleza, se entusiasma fácilmente, emplea elementos atómicos feroces como el biocida en el cloro, desinfectantes, insecticidas, gas tóxico utilizado en la Primera Guerra mundial y ácido hidroclórico.

“La sucralosa es una molécula de azúcar manipulada químicamente que entrega tres grupos de hidroxilo (hidrógeno + oxígeno) y los reemplaza con tres átomos de cloro. El azúcar natural es un hidrocarbono que constituye 12 átomos de carbón. Cuando se convierte en Splenda se vuelve un clorocarburo, de la familia del Clorodano, Lindano y DDT.

“Es lógico preguntarse ¿Por qué la sal de mesa que también contiene cloro, es segura mientras que la Splenda/ sucralosa es tóxica? Porque la sal no es un clorocarburo. Cuando la química molecular  une al sodio con el cloro para formar la sal el carbón no está incluido. La sucralosa y la sal son tan diferentes como el aceite del agua.

“A diferencia del cloruro de sodio, los clorocarburos nunca son compatibles nutricionalmente con nuestros procesos metabólicos y son totalmente incompatibles con la función normal del metabolismo humano. Cuando se hace reaccionar el cloro químicamente en un compuesto orgánico de una estructura de carbono para crear clorocarburos, los átomos del carbón y el cloro se unen entre sí compartiendo electrones mutuamente en sus capas exteriores. Esta disposición afecta negativamente el metabolismo humano porque nuestros sistemas mitocondrial y enzimático celular están diseñados para utilizar las moléculas orgánicas que contienen carbón, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y otros elementos nutricionales compatibles.

“Mediante este proceso los clorocarburos como la sucralosa llevan el cloro directamente a nuestras células a través de la metabolización normal. Esto los hace insecticidas y preservativos efectivos. Los preservativos deben matar cualquier elemento viviente para prevenir descomposición material.”

El Dr. Bowen continúa: “Así como el aspartamo, el cual obtuvo la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos dentro del mercado aun así cuando los estudios con animales han demostrado su toxicidad, la sucralosa también falló en los ensayos con animales. El aspartamo ocasionó tumores cerebrales en ratas. La sucralosa también ha demostrado encoger las glándulas timo (el asiento biológico de la inmunidad) y producir inflamación en el hígado de ratas y ratones.

“En los próximos meses podemos esperar ver un bombo publicitario en los medios de comunicación exponiendo las virtudes de la Splenda/ sucralosa. No debemos dejarnos engañar de nuevo y aceptar la seguridad de un químico tóxico basándonos solamente en la bendición del FDA y en la saturación publicitaria.  En términos de toxicidad humana a largo plazo debemos considerar la sucralosa y su primo químico el DDT, los insecticidas que han sido ilegalizados  por sus efectos tóxicos horribles a largo plazo incluso a niveles mínimos en los tejidos humanos, aviarios y mamíferos.

Los endulzantes sintetizados químicamente suelen ser peligrosos para el consumo humano. A esta toxina se le dio el nombre químico de sucralosa, el cual es un juego basado en un nombre técnico de un azúcar natural, la sacarosa. El uno no es el otro. Uno es un alimento y el otro es tóxico; no se deje engañar.

Prepárese para la sucralosa en su bebida dietética

PepsiCo dijo que la nueva fórmula de la Pepsi Dietética estará disponible en Agosto. Este cambio sólo incumbirá al mercado de los Estados Unidos y afectará a todas las variedades de Pepsi Dietética, como la Pepsi Dietética sin Cafeína y la Pepsi Dietética de Cerezas Silvestres. El cambio no aplicará a otros productos de PepsiCo, como la Mountain Dew Dietética.

Representantes de Coca Cola no contestaron inmediatamente a una solicitud de sus comentarios.

El volumen de la Pepsi Dietética y la Coca Cola Dietética comenzaron a decaer en el 2005 y el 2006 respectivamente, según Beverage Digest. Los volúmenes continúan cayendo desde entonces y esta causa se ha acelerado en los últimos dos años.

Fuentes:

globenewswire.com

cbc.ca

holisticmed.com

Marco Torres es un investigador especialista, escritor y defensor del consumidor para un estilo de vida saludable. Tiene títulos en Salud Pública y Ciencias del Medio Ambiente y es un conferencista profesional en temas como la prevención de las enfermedades, toxinas ambientales y política de salud.


Loading Facebook Comments ...