La verdad sobre los aceites esenciales de la que nadie habla

7

A pesar del hecho de que miles de personas han reportado efectos exitosos de los aceites esenciales para ayudar a tratar varios males de la salud, el comité de medicina convencional intenta descartar estos hallazgos. Los aceites esenciales están en todas partes. Si usted sigue cualquier blog, los encontrará en recetas que puede hacer usted mismo, supervivencia, salud natural y blogs para las mamás. Entonces ¿será que los aceites esenciales verdaderamente funcionan o sólo son menjurjes de fragancias costosas?

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales contienen propiedades físicas de plantas y flores de manera concentrada. Mediante diferentes procesos de destilación, los componentes volátiles del aceite de la planta son extraídos de la flor, hoja, rama, o raíz. Los aceites esenciales contienen componentes volátiles biológicamente activos de manera concentrada los cuales exhiben beneficios terapéuticos en cantidades pequeñas.

El grupo más común de componentes químicos encontrados en estos aceites esenciales son terpenos, alcoholes, ésteres, cetonas, aldehídos y fenoles. La mayor parte de los aceites esenciales son antibacterianos, antifúngicos, antivirales, antiinflamatorios y antioxidantes. El valor antioxidante en algunos de los aceites esenciales es increíble. Sólo una onza de aceite de clavo tiene la capacidad antioxidante de 450lb de zanahorias, 120 cuartas de arándanos, o 48 galones de jugo de remolacha.

Hay tres clases de terpenos en los aceites esenciales: fenilpropanoides (también conocidos como hermiterpenos), monoterpenos y sesquiterpenos.

Fenilpropanoides: crean condiciones poco favorables para bacterias, virus y hongos. Se encuentran en los clavos (90%), casia (80%), albaca (75%), canela (73%), orégano (60%), anís (50%) y menta (25%). Lo más importante es que los fenilpropanoides limpian los sitios receptores de las células. Si éstos no están limpios, las células no se pueden comunicar entre sí y causan mal funcionamiento del cuerpo, resultando en enfermedad.

Monoterpenos: se encuentran en la mayoría de los aceites esenciales. Mientras que ofrecen una gran variedad de propiedades curativas, la habilidad más importante de los monoterpenos es que pueden reprogramar información mal codificada dentro de la memoria celular. Cuando el código del ADN es incorrectamente procesado, las células funcionan defectuosamente lo cual puede causar enfermedades, como el cáncer.

Sesquiterpenos: Se encuentran en la madera del cedro (98%), vetiver (97%), nardo (93%), sándalo (aloes) 90%, pimienta negra (74%), pachulí (71%), mirra (62%), jengibre (59%), e incienso (8%), estas moléculas llevan oxígeno a los tejidos. Es muy difícil que un virus, bacteria, o inclusive el cáncer sobrevivan un medio oxigenado. Los sesquiterpenos también pueden borrar o desprogramar secuencias de ADN mal codificadas.

La verdad acerca de los aceites esenciales de la que nadie habla

Los aceites esenciales no cultivarán “superbacterias”

Se ha probado que la bacteria puede mutar hasta formar diferentes cepas de “superbacterias” resistentes, las cuales se adaptan a las tóxicas medicinas antibióticas. Los aceites esenciales nunca han creado una superbacteria. Ha habido cientos de estudios que prueban su efectividad clínica en la prevención de cualquier bacteria, incluyendo el SARM y otras superbacterias.

Los aceites esenciales han demostrado tener propiedades antisépticas en contra de bacterias resistentes a los medicamentos. Según la investigación presentada por la Sociedad de Microbiología General durante la convención de primavera en Edimburgo, los aceites esenciales del tomillo y la canela mostraron ser agentes antibacterianos particularmente efectivos en contra de un rango de especies de Staphylococcus resistentes a las medicinas, los cuales son bastante difíciles de tratar.

Según el Science Daily, un estudio de investigación realizado por la Universidad de Georgetown encontró que el aceite de orégano posee propiedades mata-gérmenes igual de efectivas como aquellas presentes en la mayor parte de los antibióticos – incluyendo la vancomicina – para el tratamiento de superbacterias resistentes a los antibióticos, como es el caso del E. coli, salmonella, SARM y la bacteria que causa fascitis necrotizante.

Los aceites esenciales identifican la causa de la enfermedad a nivel celular.

Los aceites esenciales pueden penetrar la membrana celular y disipar el virus, mientras que los antibióticos solo pueden matar las bacterias que están afuera de la membrana celular. Una sola gota de aceite esencial contiene las suficientes moléculas para cubrir todas las células en nuestro cuerpo. Tan solo una molécula puede abrir un sitio receptor en nuestro cuerpo y comunicarse con el ADN para alterar la función celular.

Los aceites esenciales pueden entrar al cuerpo de muchas maneras.

Existen aproximadamente 40 millones de trillones de moléculas en tan solo una gota de aceite esencial (esto es aproximadamente 40,000 moléculas por cada célula en un cuerpo humano promedio). Son tan pequeñas que entran al cuerpo por la piel y pueden dispersarse con facilidad por todo el cuerpo. Los aceites esenciales poseen una increíble habilidad para entrar el cuerpo por los pulmones y esparcirse por todo el cuerpo de una manera en la que la mayor parte de  otros medicamentos no pueden hacer.

Los aceites esenciales pueden ser difundidos, aplicados tópicamente, añadidos a los alimentos, agregados al agua del baño. A diferencia de las medicinas convencionales, los aceites esenciales pueden actuar en todas estas interfaces a la misma vez. Los aceites esenciales pueden ser utilizados de manera tópica para tratar toda clase de condiciones, desde el acné y alergias, hasta los dolores de cabeza e indigestión. Solo un par de gotas aplicadas en las manos, muñecas, pies, abdomen, o espalda baja pueden aliviar un sin número de males.

Los aceites esenciales pueden borrar desinformación en nuestras células

Los aceites esenciales poseen la habilidad de limpiar los sitios receptores en la superficie de las células, lo cual permite la comunicación adecuada entre células. Los aceites esenciales tienen la capacidad de borrar secuencias de ADN incorrectas, para luego corregirlas.

Los aceites esenciales pueden cambiar la bioquímica de su sistema nervioso

Un estudio japonés encontró que el inhalar aceites esenciales puede modular la actividad del sistema nervioso simpático. Ciertos aceites mostraron ser estimulantes, mientras que otros fueron relajantes. Por ejemplo, según el Dr. Mercola:

–          El aceite de  pimienta negra, hinojo y toronja causaron un incremento entre 1.5 a 2.5 en la actividad del sistema nervioso simpático (midiendo el incremento en la presión sanguínea sistólica)

–          El uso del aceite de rosa y de pachulí resultó en una disminución del 40% en la actividad del sistema nervioso simpático

–          El aceite de pimienta indujo un incremento de 1.7 en la concentración de adrenalina en el plasma, mientras que el aceite de rosa causó una disminución de adrenalina del 30%.

–          Otros aceites han demostrado una disminución mensurable en las hormonas del estrés – inhalar lavanda y romero mostraron reducir los niveles de cortisona. (http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2014/09/04/essential-oils-aromatherapy.aspx#_edn25)

Al comprar aceites esenciales, tenga en cuenta que no son lo mismo que aceites de fragancias sintéticas, ya que usualmente no son muy seguros para utilizarlos sobre la pie. Las esencias puras siempre son naturales.

Muchos aceites también necesitan ser diluidos con otro “aceite portador” como el de coco, que funciona como base para agregar un par de gotas del aceite esencial.

Utilice siempre un aceite portador cuando desee utilizar los aceites esenciales en bebés y niños ya que su piel es mucho más sensible a sus efectos.

Tenga en mente que muchos de los aceites esenciales disponibles en el mercado no son 100% puros y terapéuticos; algunos pueden llegar a tener extensores tóxicos. Recomiendo utilizar aceites esenciales doTERRA. Puede leer más acerca de los aceites esenciales doTERRA aquí.

 

Sí desea aprender más acerca de los aceites esenciales, siga mi página de Aceites Esenciales en Facebook AQUÍ.

¿Qué dice la ciencia acerca de los aceites esenciales?

Para prevenir un infarto: los efectos de la aspirina combinados con el aceite de Wintergreen, aplicado tópicamente:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18698012

Para un tratamiento seguro de los hongos en los pies o en la piel: Este es un estudio que muestra los efectos antifúngicos del hinokitiol, sustancia presente en el gran aceite esencial de arborvitae:

https://www.jstage.jst.go.jp/article/bpb/31/4/31_4_735/_article

Para prevenir que el virus de la gripe (de cualquier tipo) se replique: el thujaplicin presente en el aceite esencial:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0166354298000345

Aquí está un gran estudio que muestra la reducción del H1N1 en un 90% gracias a la mezcla de aceites esenciales OnGuard:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21078173

Efectos de los aceites esenciales en la prevención/ tratamiento de SARM

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1010518212002272

http://www.mdpi.com/1420-3049/17/9/10276

http://aromaticscience.com/proving-the-effectiveness-of-essential-oils-against-pathogenic-bacteria-mrsa/

El aceite esencial de lavanda puede ayudar con el tratamiento de la ansiedad, de la misma manera que medicamentos como el Lorazepam:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19962288

Articulo reproducido con permiso de LivingTraditionally.com

http://www.healthy-holistic-living.com/the-real-truth-about-essential-oils-that-nobody-talks-about.html


Loading Facebook Comments ...