Hazlo tú misma: Protector solar, NO Tóxico, de amplio espectro a base de aceite de coco

3

Tu protector solar te puedes estar causando más daño que bien. Algunas marcas populares contienen químicos que pueden llegar a ser tóxicos para ti y tu familia. La Universidad de Vanderbilt dice que algunos de estos químicos pueden llegar a producir reacciones carcinogénicas cuando se exponen a la luz solar.

Vanderbilt continúa al notar que la prueba de esta reacción aún sigue siendo investigada. Químicos como la benzofenona, benzofenona-3, avobenzona y oxibenzona, presentes en varios protectores solares, son solo algunos de los químicos que despiertan sospechas, por parte de los investigadores, acerca de una posible descarga de radicales libres sobre la piel, al ser expuesta a la luz ultravioleta.

Según Healthychild.com, se sospecha que algunos ingredientes comúnmente encontrados en bloqueadores solares son carcinógenos conocidos y/o perturbadores hormonales, los cuales incluyen dietanolamina, trietanolamina (DEA, TEA), padimato-o, octil dimetil PABA, benzofenona, oxibenzona, homosalato, octil metoxicinamato (octinoxato), salicilatos, y parabenos.

Los resultados de varios estudios sugieren que muchos de los bloqueadores populares podrían llegar a contribuir al cáncer, debido a sus agentes mutagénicos y generación de radicales libres.

Un hallazgo aún más perturbador puede ser el hecho de que muchos de los químicos en los protectores solares utilizados comúnmente tienen fuertes acciones estrogénicas las cuales pueden llegar a interferir con el desarrollo sexual normal y causar problemas reproductivos. Los químicos en los bloqueadores solares también pueden causar sarpullidos e irritaciones en la piel.

“El Grupo de Trabajo del Medio Ambiente y otros expertos en toxicología creen que la oxibenzona está asociada con la alteración hormonal y puede llegar a causar un daño celular potencial que puede conducir al cáncer de piel.”

Muchos bloqueadores populares contienen el ingrediente químico benzofenona (o su derivado  benzofenona-3, u oxibenzona) ya que es uno de los mejores químicos que protegen en contra de los rayos UVA y UVB.

Sin embargo, los bloqueadores que contienen estos químicos NO son una buena opción.  A continuación un ejemplo en el cual esta protección puede crear más daño que bien e incluso  puede causar la misma enfermedad que estás tratando de prevenir. La benzofenona es un generador poderoso de radicales libres activados por la luz ultravioleta. Estos radicales libres podrían iniciar una reacción que, en última instancia puede conducir a un melanoma y otros tipos de cáncer de piel.

Estudios muestran que algunos de los químicos en los protectores solares son absorbidos hasta el flujo sanguíneo en cantidades significantes. Entre más tiempo duran estos químicos sobre la piel, más se absorben en el organismo.

Uno de los estudios nota: “sería prudente no aplicar oxibenzona en grandes cantidades sobre la superficie de la piel durante un periodo prolongado, a menos de que no exista otra alternativa de protección. Puede que exista una preocupación adicional con respecto a los niños pequeños, quienes tienen procesos de eliminación que aún no están completamente desarrollados, y tienen un área superficial mayor, con relación a su peso corporal, comparada con la de los adultos.”

Muchos productos bloqueadores contienen trietanolamina (TEA). Este ingrediente puede que se combine con el nitrato (utilizado como preservativo o puede que esté presente como un contaminante ambiental) y produzca la formación de nitrosaminas que causan cáncer. Los nitratos no se dan a conocer en las etiquetas de productos cosméticos, así que no hay manera de saber exactamente qué productos están contaminados con nitrosaminas. En verdad, es perturbador saber que hasta 35% de las TEA aplicadas sobre la piel pueden entrar al flujo sanguíneo.

¡UY! ¡Por eso es que hacemos nuestro propio protector!

Protector solar casero

Ingredientes

  •         ½ taza de aloe 100% puro (preferiblemente orgánico) – debe ser grumosito, como si acabara de salir de la planta
  •         20 gotas de aceite de semilla de zanahoria o aceite de semilla de frambuesa – (el aceite de semilla de frambuesa tiene un FPS más alto  y eso es lo que necesitas)
  •         5 cucharadas de aceite de coco
  •         3 capsular de aceite de Vitamina E (abre las cápsulas) o aceite de semilla de cáñamo (2 cucharadas)
  •         5 gotas de aceite de Lavanda
  •         2 cucharadas de óxido de zinc (compra una versión no nano que no sea absorbida por la piel. Asegúrate de no inhalar el polvo). Esto produce un FPS de más de 20, y aún más puede ser agregado. Asegúrate de no inhalar el polvo de óxido de zinc. Utiliza una máscara, si es necesario.

 

NOTA: si quieres una versión completamente natural sin ninguna clase de tóxicos, omite el uso de óxido de zinc en esta versión del protector solar, especialmente durante su preparación. El óxido de zinc puede afectar los pulmones y el sistema reproductivo, si llega a ser inhalado.

Reemplaza el óxido de zinc con una cucharada de aceite de aguacate el cual ayuda a incrementar el factor de protección solar (FPS).

Esta receta fue modificada de la que aparece en EarthRemedy.org

O simplemente puedes simplificarlo con esta receta simple que consiste de 3 ingredientes:

 

Receta de bloqueador solar a base de aceite de coco

Ingredientes

A nadie le gusta quemarse, pero ten en mente que hay muchas veces en las que no necesitamos bloqueador solar. La gran mayoría de la gente sufre de una deficiencia de Vitamina D y podrían beneficiarse de 20 minutos afuera, recibiendo la solar directamente a diario, para darle a su cuerpo ese tan necesario estímulo de Vitamina D.


Loading Facebook Comments ...