IRM muestra que las células cancerígenas se desarrollan por el azúcar procesado

7

¿Quiere mejorar su salud? ¡Cambie su alimentación! Este mensaje se está filtrando lentamente en nuestra sociedad, pero aún tiene que convencer a los amantes de la comida rápida y a los fanáticos del dulce.

Al estar en gran parte inconscientes de las consecuencias de la comida, muchos se clavan en dietas altas en grasas y azúcares sin pensarlo dos veces; pero puede que un estudio reciente que afirma que las células cancerígenas crecen y se desarrollan con azúcar procesada, cambie esa forma de pensar.

La medicina natural ha confirmado recientemente que el azúcar procesado es una de las fuerzas principales detrás del crecimiento y difusión de tumores cancerígenos. De hecho, los resultados fueron tan concluyentes que la detección del cáncer en el futuro puede depender de escanear el cuerpo en busca de azúcar acumulada como señal de la enfermedad.

El University College de London (UCL) en el Reino Unido hizo este descubrimiento después de experimentar con un nuevo método de detección del cáncer que involucra la utilización de una forma singular de imagen por resonancia magnética (IRM). Los científicos sensibilizaron un escáner IRM para que detectara específicamente glucosa en el cuerpo, y reveló que los tumores cancerígenos – los cuales han mostrado alimentarse del azúcar –  brillaban con intensidad al contener altas cantidades de azúcar.

Explicado durante un aviso reciente del UCL, “la nueva técnica llamada ‘transferencia de saturación del intercambio químico de la glucosa’ (glucoCEST), se basa en el hecho de que los tumores consumen mucha más glucosa (un tipo de azúcar) que el tejido que es normalmente saludable, para asegurar su crecimiento.” En la actualización dada por la universidad, se notó que los tumores aparecían como “imágenes brillantes” en el escáner.

Cuando se escanea el cáncer tradicionalmente, el uso de inyecciones con una dosis baja de radiación es utilizado para identificar la presencia de tumores. Esto tiene sentido, ya que la radiación es otra de las causas conocidas del cáncer, pero dada inyección no es óptima a causa de sus potenciales efectos secundarios. Sin embargo,  este método funciona ya que todo aquello que provoca y promueve que el cáncer se desarrolle y se extienda puede ser utilizado por los médicos para detectarlo dentro del cuerpo. Y oficialmente se puede agregar el azúcar a esta lista.

“El método utiliza un inyección de azúcar común y podría ofrecer una alternativa segura y económica a los métodos que ya existen para detectar tumores, lo cual requiere una inyección de material radioactivo,” dijo el Dr. Simon Walker-Samuel, investigador principal del estudio del Centro de Imágenes Biomédicas Avanzadas (CABI) de UCL.  

Lo que puede ser aún más escandaloso, según reportado por el autor principal del estudio, es que la cantidad de azúcar en “media barra de un chocolate de tamaño estándar” es todo lo que se necesita para identificar la presencia de tumores utilizando el método glucoCEST. Este hallazgo es asombroso, ya que sugiere que hasta cantidades de azúcar relativamente bajas tienen el potencial de promover la proliferación del cáncer.

El UCL no es la primera fuente que conecta el azúcar con enfermedades como el cáncer. El Dr. Robert H. Lustig, M.D. y Profesor de Pediatría en la División de Endocrinología de la Universidad de California, San Francisco (UCSF), cita que la mayor parte de las enfermedades crónicas que prevalecen hoy en día son causadas por el consumo de azúcar. Lustig, famoso por ser el autor de “Azúcar: La Amarga Verdad”, habla abiertamente en videos en los que describe sus hallazgos.

Los principales culpables del perverso azúcar incluyen: el azúcar blanco y la harina, alimentos endulzados y procesados, y la comida rápida. La manera en la que éstos se descomponen en el cuerpo (comparado con las fuentes naturales de la fructosa que viene de las frutas), es que causan un incremento en emisión de hormonas (específicamente la insulina) y en efecto, le indican a las células cancerígenas que se alimenten y continúen aumentando su tamaño.

El Dr. Lewis Cantley, director del Centro Médico Beth Israel Deaconess (BIDMC) en la Universidad de Harvard, compartió durante una entrevista para la CBS la conexión del azúcar en el cáncer: “Lo que estamos empezando a aprender es que la insulina puede causar efectos adversos en varios tejidos, y una preocupación particular es el cáncer.”

“Si lo que sucede es que usted tiene un tumor con receptores de insulina, éste será estimulado para que absorba la glucosa en el flujo sanguíneo. Entonces en vez de ser utilizada por el músculo o la grasa, la glucosa se va para el tumor y éste la usa para crecer.” Dijo Lewis.

Estas fuentes concluyen y transmiten la importancia de escoger alimentos que sean saludables, sin procesar, y que sean predominantemente de origen vegetal para mantener un cuerpo saludable y una mente alimentada. Empiece por agregar más verduras, proteínas de origen vegetal, mientras disminuye la cantidad de alimentos procesados que consume. El cuerpo es capaz de verdaderamente repararse a sí mismo, y la necesidad de hacer estos cambios para que eso ocurra cada vez se vuelve más evidente.

Fuentes:

Revista MDTM

Noticias Naturales

Via bodymindsoulspirit.com


Loading Facebook Comments ...