Conserva tus alimentos frescos por más tiempo con estas simples 9 soluciones

1

Existe un lado negativo en los alimentos frescos, hechos en casa y la alimentación saludable el cual todos conocemos: su vida útil no perdona. Hojas marchitas, cáscaras marrones y mohos que crecen son señales comunes de dinero desperdiciado y pérdida de nutrición.

Afortunadamente, existen 10 soluciones fantásticas al problema de estos alimentos. ¡Nunca volverás a desperdiciar tu dinero!

  1.       Anuda tus cebollas

¿Tienes un montón de cebollas rojas o blancas? Colócalas en una pantimedia y ata nudos   entre cada cebolla para preservarlas por ¡Hasta ocho meses! Evita también guardar las cebollas con las papas.

  1.      Compra un absorbedor de gas etileno

Un juego de éstos tiene tres y cuesta $16. Absorben el etileno emitido por frutas y verduras en tu refrigerador para mantener las verduras frescas por ¡tres meses más! También puedes intentar mantener los productos que producen etileno lejos de aquellos que son sensibles a él. Las frutas y verduras que producen etileno son:

  •         Aguacate
  •         Bananos
  •         Melones
  •         Kiwis
  •         Mangos
  •         Peras
  •         Ciruelas
  •         Tomates

Los alimentos sensibles al etileno incluyen:

  •         Manzanas
  •         Brócoli
  •         Zanahorias
  •         Pepinos
  •         Habichuelas
  •         Lechuga y otras verduras de hoja
  •         Papas
  •         Sandía
  1.      Trata tus especias y espárragos como si fueran flores

Guarda tus especias delicadas como el perejil, albahaca, cilantro, cebollín y espárragos en jarras con algo de agua como lo harías con una flor. Después, coloca una bolsa plástica sobre ellas, asegúrala con un elástico y refrigéralas.

Sin embargo, si solo tienes especias aceitosas como el tomillo, átalas holgadamente con una cuerda y cuélgalas al aire libre. También puedes congelarlas y preservar las especias frescas en aceite de oliva. Las especias infundirán el aceite mientras se congela y los cubos resultantes serán muy útiles como base de cualquier platillo. Este proceso funciona mejor con romero, salvia, tomillo y orégano.

  1.      Sumerge tus frutos del bosque en vinagre

Prepara una mezcla que sea una parte vinagre blanco o de sidra de manzana, por 10 partes de agua. Agita las bayas en torno a la mezcla, drénalas y lávalas y después ponlas en el refrigerador. Las frambuesas durarán más de una semana, las fresas pueden durar casi dos semanas sin que les de moho o se pongan suaves. Además, la solución está tan diluida que no tendrá sabor a vinagre.

  1.       Agrega una manzana a tu reserva de papas

Guardar una manzana con las papas ayudará a preservar la duración de las papas evitando que germinen.

  1.       Unta y envuelve el queso

Unta el lado por donde cortaste el queso con mantequilla, lo cual evitará que se seque. Envuelve el queso en papel o papel parafinado y colócalo dentro de una bolsa plástica. Pon el queso en la parte más caliente de la nevera, por ejemplo donde van los vegetales o en el compartimiento del queso.

  1.       Envuelve la corona de los bananos

Al envolver la corona de un ramo de bananos con una envoltura plástica, durarán entre 3 y 5 días más de lo común. Los bananos producen más gas etileno que cualquier otra fruta, así que mantenlos lejos de las otras frutas y verduras.

  1.       Coloca una toalla de papel sobre la ensalada

Coloca una toalla de papel sobre la ensalada y después envuélvela en plástico. El papel absorberá el exceso de humedad de la ensalada, lo cual la preservara por más tiempo. ¡No más hoja marchitas!

  1.       ¡Deja que tus tomates respiren!

Guarda los tomates maduros a temperatura ambiente sobre el mesón sin que se toquen entre sí. ¡No los dejes dentro de una bolsa plástica!

Fuentes:

www.buzzfeed.com/peggy/27-ways-to-make-your-groceries-last-as-long-as-pos  


Loading Facebook Comments ...