Como sembrar un árbol de limón, usando la semilla, en su propia casa

2

Esta es la segunda parte (de tres) acerca de cómo cultivar ciertos alimentos en su jardín. Éstos pueden ser sembrados adentro o afuera, dependiendo de su preferencia. La mejor parte es que puede obtener todos los beneficios de los alimentos orgánicos sin tener que preocuparse por contaminación química. Si aún no ha leído artículos acerca de cómo cultivar superalimentos en casa, los puede encontrar aquí. De lo contrario, la siguiente sección cubre varias formas en las que puede sembrar, en su jardín, plantas con un alto contenido vitamínico que ayudan a reducir la presión sanguínea.

Los frutos cítricos son ricos en vitaminas, potasio, calcio, fósforo, magnesio – y la lista continúa. A pesar de que su consumo no constituya una dieta completamente balanceada, éstos ofrecen varios beneficios que complementan el resto de nuestra alimentación. A la vez, estos frutos contienen un alto nivel de azúcar – así que para asegurarse de mantener una dieta balanceada es importante tener en cuenta la cantidad que se consume a diario.

Es irónico – el consumo de frutas es necesario pero, a la misma vez, ¡No se puede exagerar!

Algunos cítricos son más fáciles de sembrar que otros y, afortunadamente, dos de los mejores pueden ser cultivados en su propio jardín. Al sembrarlos usted mismo, será capaz de distinguir la diferencia en su frescura y calidad, así como mantener su cuerpo libre de cualquier contaminación química asociada con los cultivos que no son orgánicos. Si aún no está seguro a cuales dos me refiero, estos son:

1.   Limones amarillos

Sé que la primera parte de esta serie está dedicada a los superalimentos que pueden ser cultivados en casa- así que no hay porque preocuparse, ya que los limones también son un superalimento. A la vez, éstos son tan útiles en muchas otras cosas que pareciera como si existiesen en su propio universo. Ya sea que los esté agregando al agua o haciendo uso de sus cáscaras, la conveniencia de sembrar sus propios limones es algo que no debe ser ignorado.

¿Cómo los puede sembrar?

Recomiendo comprar un árbol joven (2-3 años) para obtener el mejor resultado posible. Consiga una matera, ya sea de barro o plástico (con agujeros en el fondo) y asegúrese de que sea un poco más grande que la raíz de su arbolito (cuando éste madure, se necesitará una matera que tenga de 30- 37.5cm de profundidad y entre 42.5 – 50cm de diámetro). Introduzca su arbolito en la matera y llene el recipiente de drenaje con piedritas para mejorar la circulación del aire. Luego, rellene la matera con tierra. Tenga en mente que hay tierra que está especialmente preparada para cultivar frutos cítricos, así que al usarla es probable que dé aún mejores resultados.

Básicamente esa es toda la preparación que necesita. Asegúrese de que reciba entre 8-10 horas de sol al día y de regarla regularmente (tenga cuidado de no excederse con el agua). Los limones amarillos toman de 6-9 meses en madurar, así que cuando vea que ya tienen un color parejo y se sientan blanditos al apretar, es porque ya están listos.

Sembrarlo a partir de la semilla

Para sembrar un árbol de limón amarillo, necesitará lo siguiente:

  • Un limón orgánico, ya que los que no lo son a menudo contienen semillas que no germinan
  • Tierra fértil que, preferiblemente, contenga turba, vermiculita, perlita y fertilizantes naturales
  • Una matera para sembrar de 15cm de ancho por 15cm de profundidad
  • Una matera, en donde germinará la semilla, de 60cm de ancho por 30cm de profundidad
  • Un lugar en su casa que reciba buena luz solar y, posiblemente, una fuente de luz artificial que estimule el crecimiento de su planta.

 

Siga estos pasos para cultivar su propio árbol de limón amarillo:

  1.   Moje toda la tierra hasta que esté bien húmeda, pero no esté entrapada.
  2.   Llene la matera más pequeña con tierra, hasta que llegue a 2.5cm del borde.
  3.   Corte un limón amarillo y retire la semilla. Remueva toda la pulpa de la superficie. Una buena manera de hacerlo es exprimirlo hasta que este seco.
  4.   No se demore en sembrar. La semilla debe estar húmeda cuando la siembre. Ponga la semilla a 3cm de profundidad de la mitad de la matera.
  5.   Rocíe la tierra que está directamente encima de la semilla con agua de  envasada en una botella con aplicación en spray.
  6.   Cubra la matera con un plástico, selle los bordes con un buen caucho y hágale huequitos con un lápiz.
  7.   Coloque la matera en un sitio tibio en donde reciba la luz del sol
  8.   Ocasionalmente rocíela con  más agua para evitar que se seque la tierra. Asegúrese de que esté siempre húmeda mas no encharcada.
  9.   Después de dos semanas, cuando germine la semilla, remueva el plástico. Si considera que necesita más luz, puede utilizar una lámpara de luz artificial para suplementar la luz del sol.
  10.  Puede cuidar su plantita manteniendo la tierra húmeda, asegurándose de  que reciba al menos 8 horas de luz al día y dándole dosis moderadas de fertilizante orgánico
  11.  ¡Proteja su arbolito! Asegúrese de no descuidar su planta para evitar que sea atacada por insectos o enfermedades. Pode las hojas cafés o muertas cuando considere necesario y, si debe, use pesticidas.
  12.  Cuando la planta  ya sea muy grande para la matera más pequeña, trasplántela a la más grande. El proceso de trasplante  es muy parecido al proceso inicial que se utilizó para sembrar. Las plantas jóvenes necesitan mucha más agua que las más maduras; aun así, éstas requieren una cantidad adecuada de agua. Después de todo el esfuerzo de haberla cultivado, ¡no la vaya a matar de sed! (http://blogs.naturalnews.com/grow-lemon-tree-seed/)

2.   Mandarinas

Amo las mandarinas ya que son ricas en antioxidantes, calcio, magnesio, fibra y mucho más. Son una buena alternativa a las tradicionales naranjas de la Florida y no es muy complicado sembrarlas en casa.

¿Cómo sembrarlas?

Si desea sembrarlas adentro de su casa, le recomiendo utilizar un árbol joven, de la misma manera que inicialmente lo recomendé para cultivar los limones amarillos. La utilización de estos arbolitos suele tener mejores resultados que cultivarlos a base de la semilla. Prepare la matera de la misma manera que lo haría con los limones (ampliamente con piedras y orificios de drenaje en el fondo) y asegúrese de que reciban la luz del sol regularmente.

Es seguro sembrar árboles de mandarinas adentro de su casa ya que no crecen más de 1.80m de alto. Riéguelo regularmente, pero con moderación, y trasplántelo una vez que sus raíces sean notablemente más grandes que la matera o que se salgan por los agujeros del drenaje.

Apenas note que las mandarinas estén anaranjadas, coséchelas, ya que entre más espere, más se pierde su sabor.

Un Consejo: tenga cuidado al remover las mandarinas del árbol. Asegúrese de que el botoncito de la fruta se quede en el árbol.

Ahí tiene dos maneras fáciles de servir deliciosos cítricos en su mesa sin problema alguno. La sección final de esta serie le mostrará cómo cultivar deliciosas plantas desde su propia casa, sin tener que gastar dinero adicional en el supermercado.


Loading Facebook Comments ...