6 ejercicios simples para eliminar los ronquidos

1t

Imagínate lo siguiente: estás acostado en la cama, tu mente se encuentra procesando pensamientos, mientras te das la vuelta y te pones cómodo. Finalmente llegas a ese punto en el que sientes que tu mente se aleja hacia la tierra de los sueños.

Y es cuando empiezas a roncar.

Es lo peor, ¿verdad? Ahora, imagínate que te pasa lo mismo, excepto que ahora puedes oír cómo la briza suave entra a través de la ventana. Es un ambiente mucho más agradable para dormir ¿no crees?

Apuesto a que lo has intentado todo, para que tú o tu pareja dejen de roncar. Las almohadas lujosas no funcionan y la verdad es que es muy cruel ponerse un gancho de ropa en la nariz.

Una nueva esperanza para los roncadores y sus compañeros de cama

Un nuevo estudio ha sido publicado por la revista de Médicos de Pecho del Instituto Americano (American College of Chest Physicians) llamada CHEST (que significa pecho en inglés), en donde un equipo de investigación brasileño demuestra que existen maneras naturales para detener los ronquidos.

Si no sufres de Apnea obstructiva del sueño, es posible que puedas ejercitar los músculos de la garganta para que puedas dejar de roncar.

“Roncar es causado por la vibración del tejido blando y los músculos que constituyen las vías respiratorias superiores. Por ende, tiene sentido ejercitar esos músculos,” dice el autor del estudio, Geraldo Lorenzi-Filho M.D.

Nina Shapiro, profesora de cirugía de cabeza y cuello en la Escuela de Medicina David Geffen del UCLA, explica cómo el tejido blando y los músculos son “flexibles” mientras duermes. “En teoría, apretar estos músculos puede reducir el grado de ‘flexibilidad’ y, por consiguiente, roncar” dice ella.

La manera en la que el estudio está salvando horas de sueño

Los investigadores grabaron el número total de ronquidos así como la intensidad del sonido, de 22 hombres y 17 mujeres. Probablemente oírlo no haya sido muy divertido que digamos.

Ellos luego dividieron el grupo de roncadores en dos. El primer grupo tuvo que utilizar una tira nasal, practicar ejercicios de respiración profunda y limpiar el pasaje nasal 3 veces al día.

Los integrantes del segundo grupo también tuvieron que limpiarse el pasaje nasal 3 veces al día, mas sin embargo después solo tuvieron que hacer ocho minutos de ejercicios de lengua y paladar durante 3 veces al día.

Después de 3 meses, todos se volvieron a reunir y a descubrir los resultados. Aquellos que ejercitaron la boca vieron una disminución del 36% en las veces que roncaban y de un 59% en la intensidad del sonido.

Los ejercicios salvadores para los roncadores

  1.   Coloca la punta de la lengua en el paladar y deslízala hacia atrás 20 veces
  2.   Succiona la lengua hacia el paladar 20 veces
  3.   Pon la punta de la lengua en la parte delantera de tus dientes y empuja hacia atrás y abajo con la lengua 20 veces
  4.   Levanta la úvula y el velo del paladar 20 veces
  5.   Con el dedo índice, presiona el músculo de la mejilla en dirección opuesta a las muelas 10 veces, en cada lado
  6.   Mientras comes, levanta la lengua hacia el paladar al pasar. No tensiones los músculos de las mejillas.

Visita Prevention.com para ver una guía útil  y fotos de los ejercicios.

Imágenes por cortesía de:

http://www.dagostinotmj.com/images/sleep1.jpg


Loading Facebook Comments ...