5 maneras saludables y simples de determinar porciones

DA2

Una de las maneras más simples para perder peso es quemar más calorías que las que consumes… Sin embargo, ¡Eso no quiere decir que estás condenado a pasar hambre todo el tiempo! En vez de comer menos todo el tiempo, ¿Qué tal si empiezas a ejercitar más para que puedas acomodarte a tu apetito?

Para que puedas comenzar, aquí hay algunos consejitos saludables de cómo cortar las porciones ¡sin tener que pasar hambre!

 

  1.   Comienza con agua

 

Beber un vaso grande de agua antes de cada comida hará que te sientas más lleno. No solo nos ayuda a llenar el estómago, sino que a veces el estar deshidratado es ¡la razón por la cual sentimos hambre! Todo ese ruido en el estomaguito puede ser causado por la deshidratación, mas no por el hambre.

A veces también comemos cuando estamos aburridos, así que beber un vaso grande de agua con limón puede satisfacer ese impulso de comer solo por aburrimiento.

 

  1.   Rellenos vegetales

Cada vez que cocines una comida, agrega tantos vegetales como puedas. Ya sea al sofreír algo, hacer una pasta, comida de mar o un sándwich, asegúrate que esté repleto de vegetales.

¡Las verduras pueden llenarte rápidamente, son bajas en calorías y altas en nutrientes!

 

  1.   Colorear el plato

Ahora, sé que suena algo raro pero está demostrado que la gente que come en platos en los que el color no hace contraste con el color de los alimentos consumen un 22% más. Se cree que cuando los alimentos contrastan el color del plato en el cuales son servidos, no puedes juzgar la cantidad de comida con tanta precisión – y por ende evitan comer de más.

 

  1.   Agregar carbohidratos, no agregarle a los carbohidratos

No prepares un platillo basado en carbohidratos, hazlo y después si es necesario, agrega los carbohidratos. No consumas un plato en el que le hechas granola y después le agregas las frutas y el yogurt, ¡Agrega el yogur y agégale un poquito de granola!

Lo mismo pasa con la pasta; asa los vegetales y la carne como la base y después agrégale un poco de pasta para que la mayor parte del plato sean vegetales y carne, ¡Mas no carbohidratos!

¡Este truco revolucionará tu cocina!

 

  1.   Limita el tamaño de las porciones

¿Se te antojan unas papitas fritas, o qué tal un poquito de chocolate… o unas galleticas? Toma una porción pequeña, ponla en un recipiente o en un plato y salte inmediatamente de la cocina.

Si te llevas la caja de galletas o la bolsa de papas fritas, ¡nunca terminarás de picar!

Mientras veas que la comida está al frente tuyo es mucho más probable que te la comas… dah.

 

Para 9 consejitos más visita Health.com


Loading Facebook Comments ...