5 maneras fáciles de tratar malestar muscular, dolores e inflamación

1

Cuando trabajas arduamente puedes causarte una tensión muscular fácilmente. Y como sabes que trabajas fuertemente, probablemente deberías tener un par de truquitos bajo la manga para ayudar a aliviar la tensión muscular, el dolor y la inflamación.

Bueno, tenemos algo para ti: 5 dolores musculares diferentes y cómo tratar cada uno, desde el dolor en la espalda baja hasta un calambre, te presentamos las mejores maneras de remediar las tensiones musculares más comunes.  

Esguince muscular menor

Cuando levantas algo incómodamente, o tienes que doblarte o sacudir tu cuerpo radicalmente y sientes un calambre en el músculo, puede llegar a ser doloroso hasta el punto de inmovilizarte. Hasta el punto en el que intentar alcanzar algo que se encuentra lejos puede ocasionar malestar. La mejor opción es R.H.C.E.: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación.

Rodillas inflamadas

Las rodillas y tobillos soportan mucho estrés durante todo el día, especialmente si corres. Un par de zapatos adecuados son clave, pero si tienes dolor en las rodillas podría llegar a ser algo serio. Si cada vez que caminas sientes un dolor agudo, definitivamente tienes que ir al doctor. Continuar con la actividad física después de haber descubierto un dolor en la rodilla es una manera de garantizar una lesión peor.

En su artículo Cómo ejercitar con rodillas inflamadas, Craig Ballantyne dice que hay que asegurarse de consumir suficientes vitaminas y calcio. El calcio contribuye a tener unos huesos fuertes y muchas vitaminas apoyan el proceso de la reparación muscular.

“Lo primero que necesitas es darte cuenta de que tus rodillas están rodeadas de una variedad de músculos incluyendo cuádriceps e isquiotibiales. Al fortalecerlos, le darás un apoyo mejor a tus rodillas para que sean más saludables y fuertes”, dice Ballantyne.

Tensión en la espalda

Aquí hay otra, que si es persistente, deberías ir al doctor. Al igual que en las rodillas, si el dolor no es en el músculo sino en el hueso y en el tendón que lo rodea, no es un problema que pueda ser resuelto a punta de masajes.

Si los músculos en tu espalda están inflamados o tensionados a causa de una vida sedentaria, o por sobre ejercitarlos, lo mejor es estirar a diario y tratar de fortalecer los músculos.  Fortalecerlos sólo debe comenzar una vez que el dolor haya cesado.

Un baño caliente con 3 tazas de sales de Epson calmará y aliviará los músculos y hasta utilizar solo una almohadilla térmica soltará esos músculos tensos. Por último, y no menos importante (así no sea muy económico), puedes visitar a un masajista profesional o a un quiropráctico para que te ajuste.

Las punzadas en las piernas

Ese calambre que ocurre en cualquier parte de la pierna, y hasta en la planta del pie, se le conoce como agujeta (o contractura). Los músculos se contraen en la pierna hasta generar un calambre. Si esto ocurre a diario, intenta estirar en la mañana antes de levantarte de la cama.

“Para esas agujetas que dan en la pantorrilla o los calambres en la parte de atrás del muslo (bíceps femoral), intenta apoyar tu peso en el área afectada de la pierna y doblar la rodilla levemente, o puedes sentarte o recostarte con la pierna levantada y atraer la parte de arriba del pie hacia tu cabeza,” dice WebMD.

Un dolor en el cuello

Obviamente si tienes un dolor en el cuello, tienes más que un dolor en el cuello. Algo lo está causando, ya sea que necesites una almohada nueva o una silla nueva en tu escritorio, o sólo necesites levantarte más a menudo, caminar y estirar más. Claro que si el dolor en tu cuello es un síntoma de algo más grave, por favor visita a tu doctor.

Un dolor menos serio en el cuello puede ser aliviado al sumergirte en un baño caliente. Intenta agregarle aceite de lavanda para ayudar a que tu cuerpo y cerebro se relajen. El aceite de lavanda también puede ayudarte a dormir mejor en la noche, lo cual también podría curar ese dolor en el cuello.

Calma tu mente y tus músculos

El yoga y los Pilates son excelentes para la relajación y para aportar fuerza muscular y una postura mejor. Hacer yoga o meditar frecuentemente te ayudarán a aliviar el dolor muscular y hasta puede que lo prevenga antes de que suceda.

La papaya es una excelente fuente de enzimas antiinflamatorias – una dieta adecuada es clave para aliviarse. En efecto, la mayoría de los estiramientos, dieta y consejos de cómo acumular masa muscular que damos acá caen bajo la rama de “Prevención”.

Prevenir una lesión es lo que verdaderamente quieres hacer, así que estira antes de ejercitar, medita a diario y trabaja fuertemente, pero sin prisa, trabaja por fortalecer tus músculos para apoyar tu rutina diaria.

Fuente

http://www.fitnessrepublic.com/inspiration/soothing-tips-for-muscle-pain.html


Loading Facebook Comments ...